Test de intolerancia alimentaria

Posted by on oct 11, 2013 in Blog, Nutrición | 0 comments

Test de intolerancia alimentaria

QUÉ ES: ​

Existen dos tipos de reacciones adversas de carácter individual causadas por un alimento: las inmunológicas (alergias alimentarias) y las no inmunológicas (intolerancias alimentarias).
La alergia es algo más serio que la intolerancia. Si presentamos signos de alergia a un determinado tipo de alimentos, es porque nuestro sistema inmunitario responde frente a ese alimento y sus componentes de diferentes maneras. En cambio, la intolerancia a un alimento es algo muy diferente, mucho más general, es decir, es una reacción adversa por parte del organismo que no llega a los límites de una alergia, y que puede estar condicionada por más variables, y no sólo por el alimento consumido.

OBJETIVO:​

El test de intolerancia alimentaria Alcat estudia el comportamiento específico de tus propias células frente a cada alimento, definiendo así tu carnet de identidad alimentario. La reactividad frente a determinados alimentos nos da la pauta para determinar aquéllos que son conflictivos para nuestro organismo. Descubrirás qué alimentos no tolera bien tu cuerpo y cuáles sí.

CÓMO ACTUAN:

Las células sanguíneas humanas son susceptibles de reaccionar frente a ciertos alimentos. En estos casos se habla de intolerancia alimentaria. Al reaccionar frente a un alimento, las células sanguíneas liberan sustancias nocivas, agresivas para nuestro organismo.

 

SÍNTOMAS:
Seguro que alguna vez has comido algo y has notado que no te ha sentado bien o que tu cuerpo no te pide un tipo determinado de alimentos. Esto es porque cada organismo tolera mejor una clase de alimentos que otra. La sintomatología asociada suele ser de carácter leve, aunque de duración crónica, y puede derivar en problemas más complejos. Hay molestias desencadenadas o acentuadas por una intolerancia concreta.

 

MOLESTIAS Y PATOLOGÍAS:

59c7e0_9eedee2888e03d02d3c9e177804c7d6f.jpg_srz_181_136_75_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srzTrastornos gastrointestinales, estreñimiento, gases, dolor y distensión abdominal, vómitos y diarrea, malas digestiones, retención de líquidos, alteraciones respiratorias, dermatitis y eczemas, migrañas, cefaleas, fatiga crónica y alteraciones reumáticas, así como el fracaso de la dieta hipocalórica en el tratamiento del sobrepeso.

CAUSAS:

  • Enzimáticas: son reacciones de intolerancia catalizadas por enzimas constituyentes de los alimentos, como la levadura de pan o de cerveza.
  • Farmacológicas: son debidas a agentes farmacológicos activos, presentes en pequeñas dosis en los alimentos, como la tiramina, la fenietilamina o la cafeína.
  • Y por último, las reacciones de tipo no identificado que incluyen las reacciones frente a aditivos alimentarios.

​​​CÓMO SE REALIZA:

A través de un análisis de sangre en el cuál se reproduce en el laboratorio la respuesta a tiempo real de nuestras células sanguíneas frente a 100 alimentos distintos (los más habituales de nuestra dieta) y 20 de los colorantes y conservantes de uso más común en alimentación.

REQUISITOS:
Hay que tomar una muestra de sangre total del paciente. No es necesario que la extracción se realice en ayuno, pero es recomendable no practicarla inmediatamente después de una ingesta abundante.

PARA QUIÉN:
Cualquier persona interesada en su salud preventiva puede realizarse el análisis. No existen restricciones de edad o de sexo. Sin embargo, cuanto antes se realice el análisis, antes se podrán adoptar las medidas de prevención y su efecto será más positivo.

Si quieres más información contacta con nosotros.